México y el BREXIT

 

El Comercio Exterior de México ha sido afectado constantemente por la incertidumbre lo cual lamentablemente es un factor frecuente dentro de los problemas para el desarrollo del Comercio Exterior Nacional.

Refiriéndonos al Brexit, es obvio que toda la batalla política que se dio al interior del Reino Unido entre las Cámaras de los Lores, la de los Comunes y la Primera Ministra, la señora Theresa May quien ya perdió su batalla, conducirán eventualmente a la salida del Brexit de la Unión Europea, bajo condiciones muy complicadas, sea quien sea su sucesor.

Ahora, nuevamente se tendrán que abrir oficinas aduaneras en los puertos de entrada marítimos y aéreos de la UE, para atender toda la tramitología de una importación sin los beneficios de los tratados comerciales. Además, en los países de la Unión Europea, ya no podrán tramitar las importaciones para un tercer destino miembro de la EU del país de entrada, tal como ha sido en la práctica desde que se estableció la Unión Europea. Esto pone en desventaja al Reino Unido.

Por lo que respecta a México, nuevamente nos referimos a que el país siempre está operando comercialmente, en medio de la incertidumbre; esto se refleja en que no sabemos qué es lo que va a pasar, tal como la larga historia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, conocido como el T-MEC por sus iniciales en español. el cual sigue estando en el aire gracias a los vaivenes de la opinión del presidente americano, tema no superado, mucho menos después del complicado caso de los impuestos a las importaciones mexicanas por problemas migratorios. Afortunadamente, el Senado Mexicano, ya aprobó el nuevo tratado.

Volviendo al tema de la relación del Reino Unido con México, debemos empezar a pensar cómo se efectuará un tratamiento especial para la aplicación de impuestos a todos los productos ingleses que ingresen a México; también será más complicado para los exportadores nacionales, básicamente los de la industria automotriz, quienes ahora tendrán que pagar impuestos de importación en el Reino Unido.

Tampoco se aplicarán los certificados de origen conocidos como EUR 1, que son los certificados que permiten generalmente, importar de la Unión Europea y viceversa con una tasa de arancel cero.

Ahora, tanto los productos ingleses como los mexicanos serán más caros, salvo que también México se ponga las pilas y empiece a negociar con el Reino Unido, en cuanto se decida su salida de la UE, los nuevos impuestos en México en la importación y los que apliquen allá para nuestra exportación. Si usted es importador o exportador de productos del Reino Unido, anticípese a los cambios y negocie con sus clientes o proveedores.

¡SUERTE, MÉXICO!

 

Fuente: Luis Frías/ Transport Acción, S.A.

Updated: 26 junio, 2019 — 9:29 pm

Deja un comentario