90% de los paquetes dañados se debe a un empaque incorrecto

Los procesos de logística implican actividades que deben ejecutarse con suma precisión para poder asegurar un óptimo envío y recepción de los productos comercializados.

Erróneamente se piensa que el proceso termina con la venta del producto, cuando en realidad va más allá de eso. Los propietarios de los negocios deben asegurarse de que el cliente reciba el producto en el tiempo deseado y en buenas condiciones. En muchas ocasiones los paquetes que se reciben están dañados, y, aunque existen diversos factores detrás de esto, el 90% de las veces se debe a que fueron empacados de forma incorrecta.

Existen varios elementos que hay que considerar para tener el empaque ideal como:

• Tamaño: es importante recordar que los paquetes son enviados junto a muchos otros, por tanto, se corre el riesgo de que se impacten entre ellos. Elige un empaque que proteja tus paquetes aún cuando pudiera ser aplastado por otro.

• Calidad: el material del empaque de tu producto debe estar elaborado con material resistente para proteger el producto durante el trayecto, pues podrían sufrir con circunstancias como traslados largos, carreteras dañadas, e incluso el clima puede afectar al producto dependiendo de su composición.

• Fragilidad del producto: se debe conocer la fragilidad y/o delicadez del producto que se enviará para determinar si se requerirá un empaque más robusto y resistente.

“En Mail Boxes Etc. queremos que nuestros clientes puedan dedicarse 100% a su negocio y asegurarle la satisfacción del consumidor final, es por eso que siempre ofrecemos un excelente servicio y añadimos a ello el empaque adecuado para cada uno de sus envíos para que a nosotros como expertos nos deleguen la logística y distribución de sus productos”, afirmó Ilan Epelbaum, director general de Mail Boxes Etc.

Actualmente existen varias opciones para gestionar envíos, sin embargo, contar el apoyo y la experiencia de una consultoría en logística es importante ya que de esta forma aseguras que tus paquetes estén envueltos de la forma adecuada para que viaje en el tiempo y las condiciones óptimas.

Debido a que los envíos se realizan por diferentes vías como la terrestre o aérea, es por ello que contar con un empaque adecuado es de vital importancia, para garantizar que éste llegue en buenas condiciones a su destino final.

“Aunque algunas circunstancias no se pueden controlar, lo que sí se puede y se debería hacer es buscar la asesoría de un experto en logística para que los productos sean envueltos y enviados con el empaque ideal para cada caso”. Puntualizó Ilan Epelbaum.

*Fuente: https://www.transporte.mx/

Deja un comentario