Abriendo el potencial de la Industria 4.0 en México

Durante el primer trimestre del 2019, el desempleo en México aumentó al nivel más alto en dos años y, en la actualidad, más de 10 millones de empleos se encuentran en una “situación precaria”. Para revertir esta tendencia y hacer que las personas tengan más oportunidades de trabajo, México debe aprovechar el potencial de la Industria 4.0 y centrarse en capacitar a los trabajadores de su próspero sector manufacturero para adquirir las que serán habilidades esenciales en el futuro.

México ya se encuentra bien posicionado para convertirse en el gran beneficiario de la transformación tecnológica del sector manufacturero, en buena medida como resultado de la estrategia de la Industria 4.0 y el desarrollo de un ecosistema de fábricas automatizadas. A diferencia de algunos países desarrollados, en México laborar en la manufactura es visto como una profesión atractiva y viable, y atraer trabajadores al sector no es un desafío. Como resultado, el país se ha convertido en un centro de fabricación de clase mundial, produciendo más de 80% de las exportaciones de alta tecnología en América Latina. También es el mayor exportador de bienes manufacturados de media y alta tecnología entre los países del G20.

El apetito por perseguir el potencial de la Industria 4.0 es alto. De las empresas del sector manufacturero, 59% ya cuenta con una estrategia digital, mientras que muchas ya han adoptado las prácticas de la Industria 4.0. De hecho, México ya cuenta con 21 plantas automotrices “inteligentes” y 98 centros de investigación para la innovación. Sin embargo, para adoptar plenamente la Industria 4.0 y transformar a México en una economía basada en el conocimiento, debe permitirse la transferencia de tecnología y ayudar a las pequeñas y medianas empresas a unirse a las cadenas de valor de producción, al tiempo que se debe trabajar en marcos regulatorios para proteger la industria. Entonces, si bien gran parte del trabajo preliminar ya se ha establecido, todavía queda mucho por hacer.

Para abordar estos desafíos, los fabricantes mundiales deben unir esfuerzos con el objetivo de fomentar el intercambio de conocimiento, así como desarrollar nuevas estrategias que abarquen la Industria 4.0.

La Cumbre Global de Manufactura e Industrialización (GMIS, por su sigla en inglés), una iniciativa conjunta del Ministerio de Energía e Industria de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), tiene como objetivo aprovechar el efecto de la Industria 4.0 en la manufactura mundial. El 11 de octubre pasado se llevó a cabo, en el marco de Industrial Transformation México, la primera Hannover Messe en América Latina, el programa de GMIS Connect, el cual reunió a expertos mundiales para debatir sobre las últimas tendencias, desafíos mundiales e ideas transformadoras que están dando forma al futuro del sector manufacturero.

La Industria 4.0 está teniendo un efecto en el comercio en todos los niveles. Sólo trabajando juntos como comunidad global podemos lograr el verdadero potencial de esta transformación y México está listo para ser pionero en el cambio.

*Fuente https://www.eleconomista.com.mx/opinion/Abriendo-el-potencial-de-la-Industria-4.0-en-Mexico-20191029-0004.html
Autor:Badr Al Olama

Deja un comentario