El negocio global de supermercados: inmediatez en el retail

Nadie quiere quedarse fuera en el negocio global de supermercados.

Entre el año 2020 al 2023 se espera un crecimiento de ventas por 73 billones de dólares, con un alza puntual de 7% en lo que es abarrotes. Y se prevé que el e-commerce pasará de representar el 10.2% de las ventas totales en 2020 a 21.5% para el 2025, según se indicó en el webinar Evolución de almacenes a Dark Stores, llevado a cabo por Blue Yonder.

En el evento virtual, se destacó que es imperante actuar de manera muy rápida para adquirir las nuevas tecnologías que permitan sobrevivir en un escenario en donde el consumidor es cada vez más exigente y en donde el valor de la “inmediatez” se torna indispensable.

“Hoy el cliente espera recibir sus paquetes como máximo al día siguiente, y a veces, el mismo día. Las decisiones de compra dependen cada vez más del tiempo de envío”, mencionó Jorge Reyes, senior advisor de Blue Yonder.

Agregó que la gente está confiando cada vez más en la venta en línea, pero “experiencias de compra pobres”, es decir, con poca inmediatez o baja información, están causando que los clientes cambien de tienda. “El 17% de los compradores se cambia dependiendo de la experiencia de compra que como cliente ha tenido”, añadió.

Según información de McKinsey & Company, el 46% de los compradores abandonan el carrito de compra debido a que el tiempo de envío es muy largo o no se muestra esa información.

Para resolver lo anterior, Jorge Reyes precisó que “previo a contar con un sistema de control de almacenes, se requiere de un sistema de control de órdenes (dónde tengo el producto, dónde y cómo entregarlo, etc.)”.

Desafíos y oportunidades

En esta “Nueva Normalidad”, según Jorge Reyes, los principales desafíos para dueños de marcas y retailers post COVID-19 se pueden resumir en 6 puntos que hablan del salto de un “antes” a un “después”:

  • Paso de desconectado a “en línea”, requiriendo un cambio acelerado para un cumplimiento inmediato, si es que se quiere sobrevivir en el mercado.
  • Disponibilidad sobre Lealtad, existiendo una erosión en lo que es preferencia de marca.
  • Compra esporádica a periódica, con grandes volúmenes de órdenes pequeñas.
  • Surge una integración con entrega de última milla. Se hace conocido el concepto BOPIS, “Buy Online, Pickup in Store”, que significa “cómpralo online y recógelo en la tienda”. Esto es muy relevante para aquellos que quieren recibir un producto el mismo día de la compra.
  • La demanda excede las capacidades, lo que obliga a disponer de mano de obra sobre todo de transporte.
  • Se pasa de lo “diseñado para…” al “rediseñado”, que obliga a un software y logística más preparada.

Fuente: T21

Updated: 3 junio, 2021 — 12:47 pm

Deja un comentario